• ca
  • en
  • fr
  • de
  • ru

Dr. Joan Tarradas i Torras

Radiólogo

Imágenes para un correcto diagnóstico

Ofrecemos un amplio abanico de pruebas, con la garantía de calidad y seguridad de unos profesionales de reconocida experiencia y un equipamiento de alto nivel.

En el Centro de diagnóstico por la imagen utilizamos las tecnologías más avanzadas para garantizar un buen diagnóstico. Trabajamos de manera coordinada con las diferentes especialidades que estos estudios permitan establecer el tratamiento más adecuado en cada caso.

Radiología convencional

Los rayos X permiten obtener imágenes que son visualizadas en pantallas de alta resolución (radiología digital). Los estudios de radiología convencional son la primera tecnología utilizada en el diagnóstico de múltiples patologías.

La radiografía es un procedimiento indoloro y siempre utiliza la mínima dosis necesaria para obtener la imagen y el beneficio diagnóstico.

Los rayos X pueden ser perjudiciales para el desarrollo del feto; por tanto, si cree que está embarazada, dígalo a la persona que le atiende.

Radiología con contraste

Algunos estudios de radiología convencional requieren el uso de soluciones de contraste para la correcta visualización del tubo digestivo, vías urinarias, útero y trompas de Falopio.

Algunas de las pruebas que ofrecemos son:

  • Mamografía
  • Pielografía endovenosa
  • Fistulografía
  • Cistografía
  • Esofagograma
  • Tránsito intestinal
  • Histerosalpingografía

Ecografía

La ecografía es una prueba inocua y no dolorosa que utiliza ultrasonidos para el estudio de los órganos internos. Nuestra unidad está dotada de profesionales con amplia experiencia y formación en la realización de todo tipo de ecografías.

Tomografía computerizada

La tomografía computarizada utiliza rayos X y permite una cuidadosa y detallada valoración del interior de diferentes partes del cuerpo:

  • Cráneo
  • Columna vertebral, rodilla, sacro, cadera, tobillo, codo, hombro, muñeca
  • Sinus paranasales
  • Cuello
  • Tórax
  • Abdomen

La tomografía computarizada es indolora; sólo puede resultar molesta en el caso de que sea necesario administrar un contraste (que se aplica cuando la exploración diagnóstica lo requiere). La duración total de la exploración suele ser de 15 minutos, aproximadamente. Durante este tiempo, el paciente está en todo momento comunicado con el técnico que realiza la prueba.

Resonancia magnética

La resonancia magnética es una técnica que no utiliza rayos X, sino que emite ondas de radiofrecuencia a una zona del cuerpo que está expuesta a un campo magnético. Con ello se consiguen imágenes de alta resolución y en diferentes secuencias. Como la tomografía computerizada, también la resonancia magnética puede hacerse con contraste si la exploración diagnóstica lo requiere.

Ofrecemos:

  • Resonancia magnética de mama
  • Resonancia magnética de columna
  • Resonancia magnética hepática
  • Resonancia magnética de troncos supraaórticos
  • Resonancia magnética de próstata
  • Resonancia magnética de articulaciones
  • Angioresonancia magnética cerebral
  • Angioresonancia magnética abdominal
  • Angioresonancia magnética renal
  • Angioresonancia magnética de extremidades inferiores

La resonancia magnética es indolora y, a diferencia de otras técnicas diagnósticas, no emite radiaciones ionizantes. La principal molestia puede provenir del ruido intenso que se genera durante la prueba. Por otra parte, la forma de tubo del equipo puede afectar a las personas que padezcan claustrofobia; si es su caso, hágalo saber al profesional que le atenderá.

Densitometría

La densitometría ósea es una prueba que permite determinar la densidad de calcio de los huesos y, por tanto, es muy útil para la prevención y detección precoz de la osteoporosis. La prueba se puede hacer utilizando dosis muy bajas de rayos X, pero también mediante ultrasonidos o isótopos radiactivos. En todos los casos es una técnica muy sencilla, rápida y nada dolorosa.

La densitometría está indicada en personas con factores que pueden favorecer la aparición de osteoporosis, como son:

  • Haber sufrido una fractura previa
  • Sufrir una menopausia precoz (antes de los 45 años)
  • Sufrir una menopausia después de una operación ginecológica
  • Tomar ciertos medicamentos, como los corticoides
  • Otras pruebas diagnósticas
  • Punciones y biopsias guiadas por técnicas radiológicas
  • Marcaje de varices
  • Tilt-test